7 trucos de social media que deberías guardar en la manga

7 trucos de social media que deberías guardar en la manga

Tiempo de lectura aprox. 8.30 minutos

 

¿Cuántos trucos de social media te guardas en la manga? Uno, dos, tal vez tres? Bueno ¿y qué tal tener el manual completo del mago al alcance de tu mano? Quizá pienses que conoces todos los trucos del libro, piénsalo de nuevo. Para alcanzar el éxito definitivo en social media hay ciertos trucos y secretos que incluso el más experto no puede permitirse el lujo de evadir. Toma nota de estos y úsalos cada vez que publiques para asegurarte de hacerlo de la mejor manera posible.

 

1. Una imagen vale más que mil palabras

 

Este viejo dicho es más cierto que nunca cuando lo aplicamos a las redes sociales. Los contenidos visuales en tus tuits y publicaciones de Facebook son la clave para llamar la atención y aumentar los clics.

 

¿Sabías que añadiendo un álbum de fotos, una imagen o un vídeo a tus publicaciones en redes sociales puedes aumentar tu engagement en un 180%, un 120% o un 100% respectivamente? Es una cifra increíble la cantidad de gente sobre la que puedes llamar la atención simplemente añadiendo la imagen adecuada.

 

Para compartir imágenes haz clic en el icono “Añadir fotos” que tiene una cámara de fotos en la parte inferior izquierda del editor de tuits y selecciona la imagen que quieres subir. Aparecerá instantáneamente en tu tuit.

 

Para compartir vídeos, pega la URL del enlace en tu tuit y el vídeo será mostrado como link o con una vista previa. Tu audiencia podrá hacer clic en “Mostrar el vídeo” incluso desde sus dispositivos móviles.

 

Si anuncias un producto o promocionas un concurso, golpea dos veces añadiendo el enlace además de la imagen. Ten cuidado al acortar las URLs ya que a los usuarios les gusta saber a dónde les estás dirigiendo. Utiliza Bitly para generar enlaces acortados si andas escaso de espacio.

 

2. Antes de @

 

Las conversaciones en Twitter son estupendas para fomentar el aumento de seguidores y conseguir engagement. Sesiones de preguntas y respuestas, contestar a las preguntas de los clientes y responder a los tuits donde estás etiquetado o en los que te mencionan son todas ellas formas de mantenerte al día con tu público.

 

Cuando te tuitean y quieres responder ¿por qué mantenerlo en secreto? Comparte tus intercambios de opiniones con todos tus seguidores con este pequeño e ingenioso truco: pon un punto delante del nombre del usuario del destinatario y con esto tu respuesta será pública.

 

3. En el momento adecuado

 

Los horarios lo son todo cuando se trata de publicar en redes sociales. Para conseguir la cantidad óptima de “Me gusta” en Facebook, retuits o favoritos en Twitter o que se comparta en distintas plataformas, presta atención a esta información:

 

El tráfico en Facebook tiene sus picos entre las 13:00 y las 15:00, este es el momento del día en el que el ciudadano medio mira qué ha pasado durante el día en redes sociales, normalmente a la hora de la comida. Atrapa su atención con publicaciones que incluyan contenido visual y palabras claves llamativas a mitad de la jornada.

 

Intenta evitar en lo posible las primeras horas de la mañana y las últimas de la noche ya que las publicaciones entre las 20:00 y las 08:00 son mucho menos propensas a ser compartidas.

 

Pero recuerda la importancia de conocer a tu audiencia; si te diriges a estudiantes (sobre todo con contenidos en vídeo), entonces la madrugada puede ser tu momento, entre las 00:00 y las 04:00 ya que suelen estar conectados a esas horas.

 

De mitad de semana en adelante son también los días con máxima audiencia. De lunes a miércoles vemos que las tasas de participación cae un 3,5% por debajo de la media ya que la gente tras el fin de semana está más centrada en el trabajo. Los jueves y los viernes son otra cosa, con aumentos de la tasas de participación del 18%.

 

Para Instagram hay una herramienta excelente para comprobar cuándo es la mejor hora para publicar: IconoSquare (antes Statigram) tiene todas las métricas claves sobre tus seguidores, sus fotos y gustos. Sólo tienes que entrar con tus datos y te mandan un correo electrónico con todas las estadísticas – ideal para saber con exactitud cuándo subir tu siguiente lote de imágenes.

 

4. La publicación perfecta

 

Crear la publicación perfecta es todo un arte. Los contenidos repletos de palabras clave y entusiasmo convierten a los usuarios en lectores felices y consigue que tu estrategia de marketing digital funcione desde el principio. Una forma de asegurarte los mayores niveles de engagement y alcance es publicar siempre lo mejor que puedas, así que no seas perezoso.

 

5. Embébelo todo

 

Cualquier página web o blog quedan mucho mejor con los tuits o tableros de Pinterest incrustados en ello ¿no? ¡Y es increíblemente fácil de hacer! Además de muy eficaz.

 

Twitter: Haz clic en “Más” en el tuit que quieres usar, selecciona “Insertar Tweet” y copia y pega el código en tu post.

 

 Facebook: Haz clic en la pequeña flecha de la esquina superior derecha del post y selecciona “Insertar publicación”, obtendrás el código para pegar en tu sitio web.

 

Pinterest: Dirígete a http://business.pinterest.com, selecciona el widget de tablero e introduce la URL del tablero correspondiente, obtendrás el código necesario para pegar en tu blog o página web.

 

6. Poco y a menudo

 

Así es como se gana la partida. La longitud de los textos y la frecuencia de publicación son claves a la hora de tener una exitosa presencia en redes sociales.

 

Las publicaciones con 40 caracteres (eso sí que es exprimirlo al máximo!) aumentan un 86% su engagement, pero como esto no es siempre posible, mantenerse entre los 40 y los 80 caracteres es la opción óptima para sacar el máximo rendimiento posible.

 

Es recomendable publicar en Facebook entre 5 y 10 veces a la semana para generar un gran número de visitas y conseguir “Me gusta”, mientras que en Twitter deberías tuitear entre 5 y 6 veces al día. Es por esto que resulta tan importante crear constantemente contenido fresco e interesante para tu audiencia.

 

El engagement es mayor en los tres primeros tuits del día así que procura que sean cortos, concisos y ricos en palabras clave.

 

La vida útil de una publicación en Facebook es de 90 minutos; para los tuits se queda en 18. Así que deberías emplear sabiamente tu tiempo para estimular la participación, las respuestas y la conversación.

 

7. Cómo ser todo para todo el mundo

 

O cómo conseguir más seguidores: el objetivo final en todos los canales de social media. Aunque el engagement es la regla de oro, hay montones de maneras ingeniosas de dirigir tráfico a tu web:

 

– Comienza por asegurarte de que tus post son totalmente relevantes para tu público objetivo. Una mezcla 80-20 de temas de actualidad con toque personal respectivamente es una buena fórmula para una publicación ganadora!

 

– Es fácil seguir a gente de tu nicho de mercado, los cuales normalmente te seguirán de vuelta. ¡Fácil!

 

– Sé divertido, cuenta secretos, provoca empatía.

 

– Elige tu tono de voz y añádele un toque de personalidad – tus seguidores quieren saber que existe alguien real detrás de tu marca.

 

– Date a tu público – conversa a menudo con ellos, haz concursos, crea encuestas, etc.

 

– Comparte regularmente o retuitea contenido que sea de interés tanto para tu sector como para tu audiencia – esto atraerá nuevas visitas y te ayudará a construir buenas relaciones con otras empresas.

 

Así que ahí lo tienes: una guía infalible con los mejores consejos, trucos y secretos para redes sociales. Ponlos en práctica y verás cómo se hincha tu número de seguidores, como tus tasas de participación se ponen por las nubes y cómo eres un poco más sabio que hace media hora. Cuando pongas el primer. ¡Delante de una @ ya no habrá marcha atrás!