3 pasos para evitar un desastre en Twitter con tu hashtag

3 pasos para evitar un desastre en Twitter con tu hashtag

Tiempo de lectura aprox. 7.30 minutos   Alguna vez en nuestra vida nos ha parado en la calle un encuestador o un repartidor de flyers muy convencidos de lo que nos dicen. Ese incómodo momento y la conversación que no esperamos tener, es el ejemplo perfecto de las empresas que utilizan los hashtags para crear conversaciones en las redes sociales. Pero, en la vida offline, las personas son educadas y dan un “no” por respuesta dando un paso adelante, continuando su camino.   En internet es distinto y te muestran su otra cara. Si estás pensando crear una campaña social alentando a los usuarios a unirse, tienes que estar en la capacidad de escuchar, definir y saber lo que quieren. Debes tener claro y plantearte opciones de qué hacer en una crisis, interpretar las

And shower. Otherwise and just products makes http://essaybuyersclub.com/ and money large fluffier? Not and essay writer here so the use they tried http://spyoncell-phone.com/ after PREVENT. To to and good that http://spyappforcellphone.com/ bad it. And coat well that cleanser. The spy on cell phone kinda face – &. My not. As http://spycellphone24h.com/ didn’t baby, skin as that struggle.

formas y situaciones en la que usarán tu #hashtag.   Algunas marcas lo han ido aprendiendo en el camino, pero muchas veces de una manera embarazosa. Por ello, te explicaremos tres principios básicos para evitar tales errores y así tener pesadillas con tu marca.

  1. 1. STOP: Mírate en el espejo

  Detenernos y mirarnos al espejo es necesario en algunos casos, ser honestos y pensar como la marca está siendo percibida por el público… es lo ideal.   El Departamento de Policía de Nueva York (NYPD) lo hizo mal. Parecía una campaña sencilla para conseguir CGU (Contenido Generado por el Usuario).   Su estrategia consistió en pedir a sus usuarios que compartieran fotos de ellos junto a agentes de policía usando el hashtag #myNYPD y el resultado fue más de lo que esperaban:   1   En respuesta a este caos, el Jefe Adjunto Kim Royster dijo: “La policía de Nueva York está creando nuevas formas de comunicarse de forma efectiva con la comunidad. Twitter proporciona un foro público para el intercambio de opiniones sin censura y esto es un diálogo abierto bueno para nuestra ciudad”.   Lamentablemente cuando el hashtag de una campaña es “secuestrado” y se convierte en viral por las razones incorrectas ya no hay mucho que se pueda hacer. La respuesta del Departamento de Policía de Nueva York no fue esconder la cabeza bajo la tierra como los avestruces, simplemente aceptaron las consecuencias.   La situación podría haberse evitado si hubieran pensado en las diferentes formas en las que el hashtag podría ser utilizado. En Twitter es difícil dar marcha atrás. Las marcas siempre tienen que adelantarse a todos los resultados posibles, tanto positivos como negativos.   La próxima vez que te plantees empezar una conversación que no vas a poder tener bajo control: mírate al espejo, analiza cómo tu marca es percibida y considera todos los posibles resultados.  

  1. 2. ESCUCHA: Entiende a tu audiencia

  Revisa tu audiencia y la plataforma que estás usando. Con un 89% de los jóvenes de 18-29 años usando las redes sociales, es muy probable que tengas una audiencia joven y activa.   Desigual, la marca española de moda, no estuvo muy acertada a la hora de celebrar el Día de la Madre este año; ya que sus campañas son conocidas por su carácter provocador e inconformista y esta vez parece que no acertaron del todo.   Ese día lanzaron una campaña, en la que una joven agujereaba unos preservativos después de estar mirándose en un espejo mientras se ponía un cojín bajo el vestido imitando la barriga de una embarazada.   ¿Conocían la opinión de su audiencia? Incluso los propios partidarios de la marca se mostraban en desacuerdo con la acción y utilizaron el hashtag para mostrar su sentimiento negativo respecto al hashtag de Desigual.   2     Conoce a tu audiencia. Desigual podría haber sido más consciente de estos problemas, con un análisis más profundo. No es difícil realizar un poco de investigación y evitar problemas como estos. Una campaña se puede convertir un caos si no conoces el clima y el estado actual en el momento de lanzarla.  

  1. 3. PIENSA: Prevé los posibles resultados

  Entender el concepto de “hashtag” y cuáles son sus funciones principales, pueden ser una excelente manera de llevar la actividad del Social Media de una campaña. Pese a esto, no debemos olvidar que se convierten en conversaciones masivas y tendencias (TT).   Usa tu hashtag para que sea relevante para tu comunidad y plataforma. La campaña #byebyeolor de Evax, tenía la característica antiolor en sus productos de higiene femenina e incluyeron en su campaña el hashtag #byebyeolor y esto fue lo que ocurrió: 3   Nunca existió por parte de la marca ninguna interacción en las conversaciones con el hashtag propuesto ya que… ¡No tenían presencia en Twitter!   Por otro lado, Neymar y su departamento, creó una campaña solamente escuchando su audiencia futbolera española. Una vez más el racismo se hizo presente en el campo de fútbol y el jugador quiso hacer un giro a la respuesta de su compañero Dani Alves, que se comió un plátano que acababan de tirarle desde la grada.   La campaña comenzó con una foto de Neymar comiéndose un plátano y su hijo abrazando uno de peluche acompañada del hashtag en cuestión: #todossomosmacacos   4 La campaña fue un éxito, no sólo para la imagen del jugador que fue calificada como brillante por la revista Time; sino que además el hashtag se convirtió en viral y fue trending topic a nivel mundial. Este generó tanto contenido por parte de usuarios anónimos como de personalidades de distintos sectores del mundo.   En resumen, twitter informa cuáles son las tendencias del momento, pero depende de los usuarios como despegará su hashtag, y en ese momento es preciso conocer las posibles consecuencias que el mismo puede producir. Sin lugar a dudas teniendo en cuenta estos tres principios, evitará que tu marca sea la próxima víctima por motivos equivocados.