5 cosas que un gerente nunca debe publicar

5 cosas que un gerente nunca debe publicar

Tiempo de lectura apróx. 6.00 minutos   ¿Te has preguntado lo que debes o no publicar en tu wall de Facebook si logras entrar a las grandes ligas de CEO? Ser un líder significa que tienes una imagen importante que mantener, así que debes saber que ahora una vez que algo va a tu wall o cuando comentes algo no hay paso atrás y ese error te perseguirá por siempre.   Y en realidad, esto aplica para todos. Así que incluso si no eres un alto CEO, esta lista de 5 cosas que nunca se debes publicar en Facebook podría ser algo para prestar atención:  

  1. 1. No a los mensajes sin intención

  Todos hemos pecado alguna vez de dar “me gusta” a algo inapropiado, sensacionalista a un chisme del mundo del espectáculo, o de compartir un vídeo de una chica universitaria haciendo un salto en bikini, pero recuerda, todo el mundo con el que estés conectado lo verá. ¿De verdad quieres que sepan mucho tus gustos personales?  

  1. 2. Selfies diarias

  Si te toma selfies diarias siendo una persona importante, puedes aprovechar y escribir tu carta de renuncia junto a tu selfie. Como CEO tienes una imagen profesional que mantener y esos selfies tomadas en el baño o ascensor están lejos de ser profesionales, además de mostrar una racha narcisista indecoroso de tu parte.  

  1. 3. Auto publicaciones de Twitter

  Tener tu Facebook sincronizado con tu cuenta de Twitter está bien, pero tener tu Twitter sincronizado con Facebook molesta un poco. Nadie quiere ver todo lo que pones, lo que haces RT, o respondes en Twitter. Usa cada red social apropiadamente y mantén lo que te pasó en el tren esta mañana o tu foto del almuerzo donde pertenece (Twitter o Instagram, por ejemplo).   Facebook puede ser un éxito o el fracaso para cualquier persona, pero sobre todo para un CEO con miles de seguidores. Al igual que en otras plataformas de redes sociales, es muy importante elegir tus palabras sabiamente, nunca sabes quién está «acechándote» ni qué daño te puede hacer.  

  1. 4. Discursos Largos

  Largos discursos nunca son divertidos de leer. A nadie le gusta una persona que escribe y borra largos mensajes en Facebook habitualmente. Mantén las largas charlas para tu diario o en el peor de los casos, para tu asistente, que no tiene más remedio que escucharte. Te aseguramos que al menos una persona que lo vio tomó una captura de pantalla y la ha enviado para fuera a un contacto profesional mutuo. ¡Caramba!  

  1. 5. Los temas religiosos / políticos

  Si tus intenciones son iniciar un debate o enfurecer a la gente, entonces pública por todas las redes sociales tus creencias sobre religión o tus puntos de vista sobre política. Sin embargo, como un gerente general esto nunca es algo inteligente de hacer. No sólo es poco profesional, pero algunos pueden encontrarlo ofensivo y en serio puede hacerle daño a tu reputación o a la de tu empresa.