10 tips para emprender en redes sociales

10 tips para emprender en redes sociales

Tiempo de lectura: 5 minutos

¿Eres de los que navega todo el día en Internet buscando información sobre las redes sociales pero no sabes si tienes lo suficiente para empezar tu propio negocio? ¿Piensas que no sabes cómo poner en práctica todo el contenido que te has pasado leyendo?

Si no sabes cuál es el método correcto de aplicar de todos los que has encontrado por Internet o te sientes inseguro de dar ese paso a la realidad de poner tu negocio en marcha, aquí te dejamos 10 pasos para que descubras como empezar de la mejor manera.

¿Consumes demasiado contenido?

Probablemente te sucede como muchas personas que quieren entrar al ruedo del Social Media, la situación de empezar a leer absolutamente todo lo que encuentras en la web. Te gusta casi todo lo que ves, investigas al máximo y tratas de meterte a cada blog, cada Fan Page y cada página Web que encuentres con el título digital. Tu camino en social media empieza por filtrar toda esa información y encontrar lo que más te interesa, especializarte, por así decirlo. Leer de todo puede parecer divertido pero no te va ayudar a encontrar el camino adecuado que estás buscando en este momento para aventurarte en las redes sociales oficialmente.

  1. Deja de ser un coleccionista de información, empieza a filtrar Digerir la información empieza por dejar de englotonarte con todo lo que encuentres. Informarse para estar al día es algo muy diferente. Debes separarte de esa ambición de encontrar todo ya resumido y empezar a armar tu propio contenido y conclusiones a partir de información que encuentres un poco más específica. Absorbe cosas que sepas que te ayudarán, define metas claras.
  1. Objetivos claros Obviamente es bueno siempre investigar lo que los demás están haciendo, pero más importante es que definas cuál es tu historia, tu camino, qué es lo que te interesa y lo más importante, define la razón por la que vas a entrar a las redes sociales y por qué perteneces ahí. Apunta todo lo que quieres conseguir pero primero defínelo.
  1. Como lo vas a lograr Planea en un papel las acciones e ideas que quieras realizar, los recursos que necesitas y las personas que te pueden ayudar a orientarte. Los canales que usarás, tus prioridades y todo lo que tenga relevancia para que puedas lograr lo que ya te has propuesto.

Estima la cantidad de dinero que necesites y de dónde lo vas a sacar. Invierte lo necesario en tu proyecto, desde ahí prosperarás. Un riesgo no es una perdida si sabes lo que quieres y hacia dónde vas.

  1. La gente necesaria Rodéate de personas que te ayuden, pero primero escoge bien a quien le vas a confiar tus sueños y metas, las personas que te van a acompañar en este camino son muy importantes para construir tus metas.

5. Utiliza lo visual Los recursos visuales son excelentes para poner en perspectiva los objetivos que tenemos y la manera en la que los vamos a ejecutar. Tomar decisiones es lo más importante para llevar el negocio que vas a emprender. Elige una temática en la que seas bueno y recursivo.

  1. Mídete Leer no cuesta nada, llenarte de contenido informativo resumido no hará que aprendas lo que necesitas saber. No puedes acostumbrar tu mente a lo fácil. No dejes de valorar la información que estás leyendo. Si no estás poniendo en práctica todos los consejos que lees sobre social media y la información de herramientas, estás enseñando a tu cerebro solo a consumir y no a actuar. En cuanto pongas tus manos a la obra te darás cuenta de qué es lo que en realidad te sirve y podrás de una manera más fácil decidir lo que te sirve leer verdaderamente.

7. Entrena tu conciencia Has una lista de los temas que interesan para lo que te estás proponiendo. Los títulos comprometedores que tienen otras temáticas debes botarlos al tacho de basura y empezar a consumir solo lo que te toca.

  1. Un libro a la vez Está bien si sientes que te concentras mejor con un libro a la vez, eso no significa que no sirvas para los medios sociales. Los libros arreglan los contenidos de otra manera y no hay publicidad ambulante en cada esquina para desconcentrarte. Agilita tu concentración con un buen libro de vez en cuando.
  1. Amigos virtuales Interactúa con fuentes que te interesan, entra a grupos de temáticas similares a las tuyas y lleva un blog con tus aprendizajes, crea una comunidad entre personas que les interesan las cosas que a ti también te interesan.

10. Planifica tu tiempo y tus tareas En los detalles están tus cimientos más fuertes y la base de ellos es la organización, planifica tu tiempo y sé consciente de él. Hasta donde estás dispuesto a llegar. Delega lo que puedas delegar y concéntrate en lo que necesita más tu atención, con planes no hay tensión. Y nunca olvides de tener un plan para emergencias, siempre aparecerán sin anunciarse.

Dejar un comentario

diez + dieciseis =